Ellos, tu, yo II

Ellos, tu, yo I

Otoño.

Interior día.

Él camina por la calle. Ella lo ve llegar desde la mesa de la terraza donde está sentada tomándose un té, de fondo suena Bobby Womack. Levanta un brazo para indicarle dónde está. Él la ve y se dirige hacia ella. Al llegar a la mesa la saluda. Ella se levanta y le da dos besos.

Él: ¿Cómo estás?

Ella: Bien ¿Y tú?

Él: Bien.

Ella: ¿Cómo llevas el nuevo cliente?

Él: Bien, es un poco tocahuevos pero es de los que pagan bien, además seguro qué a través de ellos llegan otros encargos.

Ella: Es potente, seguro que te da visibilidad.

Él: Sí.

Ella: ¿Estuviste en Canarias, no?

Él: Si, pero no pude hacer nada.

Ella: ¿Quieres tomar algo? Aviso al camarero.

Él: No, ya vendrá.

Ella: ¿Estás bien?

Él: Si, solo un poco cansado.

Ella: Te veo raro.

Él: No es nada ¿Cómo te fue el rodaje el otro día?

Ella: ¡Muy bien! Rodar con Tomás es muy fácil ¡y además pagan de puta madre! Pensé que te pasarías algún día.

Él: No he podido, ya te he dicho que voy muy liado.

Ella: No pasa nada.

Él: ¿Y os queda mucho?

Ella: No lo sé, parece ser que el cliente quiere filmar unas escenas de playa, a lo mejor nos vamos a rodar unos días a Formentera.

Él: Ya.

Él: Oye, he de irme.

Ella: ¿Y eso? Acabas de llegar.

Él: Ya, pero ya te he dicho que voy muy liado, miramos de quedar la semana que viene.

Ella: Vale.

________________________________________

Le sigues con la mirada mientras se aleja de la terraza. No entiendes muy bien que ha pasado, fue él el quien te dijo de quedar.

Hace unos días que está raro, no sabes que le pasa pero no te atreves a preguntarle, si no habla es porque no quiere hacerlo. Piensas que hacer ahora, tienes el resto de la tarde libre hasta la cena con tus colegas. Escribes un mensaje a Tomas “¿qué haces?”

Tomás contesta, esta libre, podéis veros en un rato “vente a casa“. Es alguien con quien te entiendes muy bien en la cama, un poco creído cuando se pone en su papel de realizador, pero buen tipo, alguien con quien puedes pasar un buen rato.

Te levantas para ir a pagar todavía con el móvil en la mano, recibes un mensaje, lo miras pensando que es de Tomas, pero es de él.

Lo siento pero hoy estoy un poco neuras, me he levantado con el pie torcido

Le contestas.

No pasa nada, todos tenemos días así

Esta noche vete a bailar y veras como mejora todo 🕺”

Él te contesta.

Probaré a ver qué tal va la terapia 😊”

Perdona de nuevo, un beso grande 😘”

Tú le respondes.

Tranqui, la semana que viene nos vemos 😘

Metes el móvil en el bolsillo, pagas la cuenta y te diriges a casa de Tomas.

________________________________________

Soy un gilipollas, no tendría que haber quedado con ella, y si he quedado, por lo menos decirle lo que pienso, no soporto pensar que esté liada con el cabrón de Tomas, si, es mi amigo, pero ya sé cómo funciona, cuando trabaja con una tía que está buena siempre le tira los tejos y acaba follando con ella, y lo peor es que encima se la presente yo, bueno, presentar no, pero gracias mí trabajan juntos-

Pasa al lado de un banco, se sienta. Se cubre la cara con las manos y seca la humedad de sus ojos. Respira profundamente intentado que el aire llegue a sus pulmones.

No seas imbécil, primero de todo no sabes si están liados o no, que se lleven bien no significa nada, también se lleva bien conmigo, y lo que digan algunos del equipo, ya sabes cómo va, siempre están con lo mismo, que este se folla a está o que está se ha liado con aquel, además, si quiero algo lo que he de hacer es echarle huevos y decirle lo que siento, porque haciendo el imbecil como acabo de hacer no voy a ningún lado

Saca el móvil del bolsillo y le escribe un mensaje.

Lo siento pero hoy estoy un poco neuras, me he levantado con el pie torcido”

Al momento ella le contesta.

No pasa nada, todos tenemos días así

Esta noche vete a bailar y veras como mejora todo 🕺”

Sonríe. Él le contesta.

Probaré a ver qué tal va la terapia 😊”

Perdona de nuevo, un beso grande 😘”

Ella le responde.

Tranqui, la semana que viene nos vemos 😘”

Él espera un momento por si ella dice algo más.

No sé si escribirle algo más, mejor no, después de haberla dejado plantada en el bar, no creo que esté enfadada pero seguro que piensa que estoy raro, que algo me pasa, cuando la vea la semana que viene mejor estar normal, reírme con ella, eso no me cuesta, siempre me hace reír, sé que no le gusto, no como ella me gusta a mi, pero no puedo evitarlo, me vuelve loco, en algún momento tendré que decirle lo que siento, no puedo seguir así-

Ellos, tú, yo III
Ellos, tu, yo (Epilogo)

2 Replies to “Ellos, tu, yo II”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s