Viajar sola

Día 159 de vacaciones de mi. 3.156.704 pasos dados.

Foto de Aitor

Hace meses cuando viajaba por el Perú, leí sobre la desaparición de una turista española en Cusco. Una de las cosas que me llamo la atención leyendo las diferentes noticias es que comenzó su viaje a finales de octubre, casi la misma fecha en la que comencé mis vacaciones, para recorrer mochila al hombro diferentes países de Sudamérica. Hasta aquí las coincidencias, creo que me impactaron más las diferencias, y con las diferencias no me refiero a su edad, ella tenía 28 años, yo 50, sino al género, ella es mujer, yo soy hombre.

La desaparición de Nathaly, es una persona y tiene un nombre, me hizo pensar en una de las decisiones que tome al inicio del viaje. Cuando comencé las vacaciones salí de casi todos los grupos de wattsapp, pero estando en Huaraz tome una decisión, crear un grupo de wattsapp con mis sobrinas. Estas sobrinas son las hijas de mis colegas de la masía, más que amigos mis hermanos, a los que conozco desde hace 35 años.

En este grupo he compartido periódicamente con ellas fotos de los lugares que he conocido. No lo he hecho solo por mantener el contacto con ellas, mi objetivo es que puedan ver los lugares hermosos que hay en el mundo y sobretodo, intentar que sientan curiosidad por conocer otros países, la pasión por viajar. La más pequeña de este grupo tiene 13 años, el mayor 17, y espero que cuanto antes comiencen a viajar, a descubrir, creo que esto las hará mejores personas.

Durante estos meses he conocido a diferentes mujeres que viajaban solas por Suramérica; a dos chicas navarras de 18 años que subían desde Chile hasta Colombia aprovechando las vacaciones universitarias, a Irina y Alba que llevaban meses viajando, Alba con el objetivo de llegar a New York en unos meses, Irina preparada para ir a trabajar a EEUU aunque al final está trabajando de maestra en Pucallpa, a Giulia que está viajando por Colombia después de haber estado como yo en Perú y Bolivia y que no sabé cuándo volverá a Italia, a Coraline y Charline que después de predicar tres meses en Ayacucho están viajando por Bolivia, y más, y más… Todas ellas viajan solas, compartiendo trozos del camino con las diferentes personas que encuentran en cada lugar.

No es fácil viajar sola siendo mujer, lamentablemente han de tomar algunas precauciones que yo no tomo, pero se puede, y me alegro que lo hagan, el mundo a de cambiar y estoy convencido que lo hará gracias a ellas, igual que espero que las fotos que les he enviado despierten las ganas de conocer mundo en Lucía, Teo, Jana, Alba y Nora, y sobretodo, que cuando viajen, puedan hacerlo con la misma seguridad ellas que él, eso querrá decir que el mundo es mucho mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s